Inicio Sin categoría Cae una doble organización que dominaba el negocio del hachís entre Marruecos, España e Italia

Cae una doble organización que dominaba el negocio del hachís entre Marruecos, España e Italia

0
Cae una doble organización que dominaba el negocio del hachís entre Marruecos, España e Italia

Ciudadanos norteafricanos coordinaban el tráfico de drogas de principio a fin / Trece personas fueron detenidas en el país transalpino por orden de la Fiscalía Antimafia / Se incautaron unos 800 kilos de droga / Blanqueaban los beneficios en connivencia con empresarios chinos afincados en la Península Ibérica

Soldados del Comando Provincial de la Guardia di Finanza de Turín, con la colaboración de unidades operativas de otros departamentos del Cuerpo y con la coordinación de la Fiscalía Antimafia, llevaron a cabo ejecuciones en varias regiones italianas (Piamonte, Véneto y Apulia) para llevar a término una orden de prisión preventiva dictada por el juez de la capital piamontesa contra 12 personas. Todas ellas son sospechosas de formar parte de dos asociaciones criminales distintas destinadas al tráfico y a la comercialización de grandes cantidades cantidades de sustancias estupefacientes, principalmente hachís, que llegaban a Italia procedentes de Marruecos, vía España.

Durante las investigaciones pertinentes, realizadas, entre otras técnicas, mediante interceptaciones telefónicas y medioambientales y amplias actividades de observación y seguimiento, los funcionarios recogieron importantes elementos circunstanciales sobre la existencia de dos presuntas asociaciones criminales, todas ellas integradas por personas originarias de Marruecos, que habrían cometido múltiples delitos relacionados con la importación y el tráfico de drogas.

En particular, el primero de los dos grupos antes mencionados se caracterizaba por una organización estable y bien definida, dotada de considerables recursos instrumentales y económicos y dirigida por un hombre de nacionalidad marroquí de 44 años. Tenía su principal base logística y centro de intereses en Turín y su provincia, donde se encontraban los almacenes más importantes utilizados para el tráfico ilícito (en Turín y Piossasco), con contactos cualificados también en el territorio friulano, donde se realizaban ventas de estupefacientes. Se localizó otro almacén en Pordenone, y la asociación también contaba con filiales en el Véneto (provincias de Venecia y Treviso).

La importante fortaleza económica de este grupo criminal surgió, durante las investigaciones, de la posibilidad de utilizar numerosos vehículos (propios o alquilados) para la organización de actividades criminales y para la recolección y transporte de estupefacientes y el producto del tráfico de delitos, así como la capacidad demostrada para poder financiar nuevas importaciones de estupefacientes y soportar los enormes costes de su ocultamiento y transporte a pesar de las enormes incautaciones de estupefacientes que fueron sufriendo.

El segundo grupo implicado en las investigaciones -liderado por un marroquí de 48 años y otras dos personas- también estaba arraigado en Turín y su provincia, con conexiones en Lombardía (provincias de Milán y Varese) y en Toscana (provincia de Pisa). Según las hipótesis de investigación, se trataría de una estructura territorial, dotada de autonomía operativa propia y muy estructurada (a la vista del considerable volumen de negocios producido), constitutiva de una organización transnacional mucho mayor, que opera en territorio español y es receptora de los ingresos de actividades de narcotráfico, como se pone de manifiesto, entre otras cosas, a través de la reconstrucción de algunos envíos ilícitos de dinero en España utilizando la intermediación de nacionales chinos.

La investigación determinó que las dos asociaciones criminales separadas por la presente operación estaban unidas a partir de los enormes recursos económicos utilizados y obtenidos de su tráfico ilícito y del uso de sistemas probados para hacer confidenciales las comunicaciones entre asociados.

En paralelo, se descubrió la capacidad de los dos grupos para organizar operaciones funcionales de compra, custodia y transporte de estupefacientes (especialmente hachís), aprovisionándose principalmente en el Norte de África e introduciéndolos en el territorio nacional italiano a través de España. La posterior distribución del estupefaciente, para cuyo transporte se utilizaban también vehículos modificados dotados de doble fondo especial, se dirigía a distintos centros de tráfico de drogas del Norte de Italia (en particular, Piamonte, Lombardía, Toscana, Véneto y Friuli Venecia – Julia).

Durante las investigaciones, sólo en el período de enero a abril de 2022, en la provincia de Turín, se interceptaron e incautaron, en varias ocasiones y también con la colaboración de la Policía Estatal, aproximadamente 460 kilos de hachís, además de aproximadamente 500 gramos de cocaína y un kilo de marihuana.

La profundidad de las bandas criminales investigadas y la pertinencia de las conductas llevadas a cabo quedaron aún más confirmadas durante la ejecución de la orden de detención cautelar y los correspondientes allanamientos, en los que los financistas de la unidad policial económico-financiera local identificaron otros dos depósitos de estupefacientes dentro de cajas ubicadas en conjuntos residenciales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí