Mundo

18 detenidos en Italia por tráfico de cocaína a través de contenedores

La Guardia di Finanza de Salerno llevó a cabo una orden de aplicación de medidas cautelares personales, solicitud de la Dirección Distrital Antimafia, contra 18 sujetos investigados por asociación delictiva dirigida al tráfico ilícito de drogas. Las actividades de investigación, iniciadas tras una incautación de tabacos fabricados en el extranjero llevada a cabo en el puerto de Salerno, en el mes de marzo de 2018, por la Agencia de Aduanas y Monopolio, han permitido rastrear una organización estructurada, que opera en las provincias de Nápoles y Salerno y formado por sujetos ya cargados de precedentes concretos.

En particular, también a través del uso de intercepciones telefónicas y telemáticas, corroboradas por los controles realizados en el territorio, fue posible identificar un sistema probado para el suministro de sustancias psicotrópicas, que vio a los sospechosos involucrados en negociaciones continuas y cercanas con varios proveedores. de nacionalidad extranjera, interesados ​​en el traslado de cocaína desde países sudamericanos.

Sobre la base de estos hallazgos, surgió que la asociación tenía una estructura articulada caracterizada por una división precisa de roles: un jefe decidido a mantener relaciones con los proveedores, así como a impartir instrucciones a los afiliados desde arriba; un sujeto a quien se le encomendó la «gestión operativa», a través de la conexión de los distintos asociados; reparadores dedicados a encontrar contactos dentro del puerto o de otra manera capaces de planificar formas para permitir la «salida» de drogas de las áreas aduaneras. Lo anterior se confirmó en los diversos modus operandi utilizados por los sospechosos para evadir los controles «rutinarios» realizados en el puerto de Salerno. Específicamente, se pueden mencionar los métodos: «Empresa / empresa», que consiste en encontrar empresas de envío y destino conformes con las que preparar la documentación justificativa adecuada para transportar las mercancías ilícitas ocultas en una carga de cobertura dentro de un contenedor, que una vez llegado al puerto de Salerno, fue retirado por la empresa de destino; «Ripp off» (gancho ciego) o la recuperación del narcótico de manera sigilosa mediante el ingreso no autorizado al puerto marítimo y la recolección de bolsas escondidas dentro de contenedores. Si bien ha habido algunos casos en los que las negociaciones para la importación de estupefacientes no se concretaron por hechos ocurridos porque surgieron problemas organizativos durante la fase de transferencia, el G.I.C.O. de la Unidad de Policía Económica y Financiera de Salerno logró incautar en el puerto de la misma capital, en marzo de 2019, más de 18 kg de cocaína provenientes por vía marítima de Sudamérica escondidos en el interior del ventilador del compartimiento del motor de una nevera de contenedores. Además, se han reconstruido varios intentos de recuperación de medicamentos para los que se han obtenido pruebas contra 37 sujetos, algunos de los cuales residen fuera del territorio nacional. Los sospechosos también incluyen a personas que ya han sido sometidas a arresto domiciliario en el contexto de otros procesos penales.

Específicamente, la organización contactó para la recuperación de una carga de 32 kg de cocaína, escondida dentro de un contenedor refrigerado de Colombia y con destino al puerto de Vado Ligure (SV). Por problemas de organización, el contenedor que contenía el narcótico fue reenviado a otro destino; puso en marcha, además, un intento de importar 1,5 kg de cocaína de América del Sur para su recuperación en territorio español. El transportista identificado para el trayecto Madrid – Salerno, sin embargo, rechazó el acuerdo alcanzado con el grupo criminal justo el día antes de la salida;
los agentes recuperaron una carga de 157 kg de cocaína, procedente de narcotraficantes sudamericanos, pasó por el puerto de Salerno y con destino a un grupo delictivo de Torre Annunziata. La sustancia estupefaciente escondida a bordo del barco, no recuperada por el grupo delictivo, llegó posteriormente al puerto canadiense de Halifax, donde fue incautada por las autoridades locales; los presuntos narcos iniciaron también dos negociaciones para la importación, nuevamente desde Sudamérica, de 1.000 kg y 200 kg de cocaína respectivamente.

En el transcurso de las complejas investigaciones, también se reconstruyó la venta de 2 kg de cocaína, impulsado por dos intermediarios desde sujetos del grupo delictiv, previo pago de la contraprestación de 69.000 euros. En relación a algunas de las negociaciones identificadas, también se encontró la presencia en el territorio italiano de sujetos de nacionalidad extranjera, específicamente invitados a intervenir por la facción proveedora del narco.

Post Views: 138

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba