Mundo

Antonio Duarte (II): «Los gallegos siguen siendo pioneros en el narcotransporte internacional»

En la segunda parte de la entrevista que sirve para abrir Narcodiario, el protagonista destaca las organizaciones criminales más importantes que operan en Europa. Antonio Duarte, jefe de la Brigada Central de Estupefacientes, desvela las nacionalidades de quienes se dedican a la producción de marihuana, una práctica que sirve para financiar otras actividades ilícitas. Pone el acento, además, en la colaboración internacional a la hora de investigar y desarticular a los principales grupos mafiosos alrededor del Mundo.

-¿Qué organizaciones de narcotráfico preocupan más en España?

En primer lugar, tenemos que hacer de España un lugar no deseable para los grupos criminales de otros países, que vean que la Policía no descansa en su obligación de investigarlos y perseguir sus ilícitas actividades. Por otra parte, las mafias del narcotransporte gallego siguen siendo pioneras en el narcotráfico internacional. Son muy buscadas por los traficantes de otras mafias, como las italianas, serbias, marroquíes y holandesas, que tienen presencia en el territorio. Les necesitan para sacar la droga, casi siempre cocaína, en altamar y llevarla a tierra.

-La frontera Sur de Europa acoge el mayor movimiento de drogas en la actualidad. ¿Puede frenarse eso?

Marruecos es el mayor productor de hachís del mundo. El control policial en el Campo de Gibraltar, en el Sur de España, más la pandemia, con la declaración del Estado de Alarma y los controles de fronterizos, provocaron el uso de otros métodos de transporte y la apertura de nuevas rutas. Veleros hacia Bulgaria, hachís hasta Egipto y Libia, distintas travesías por el Estrecho de Gibraltar y por el Sur, en el Sahel, en África. En el último mes, la Policía Nacional ha intervenido dos camiones con unas 35 toneladas de hachís, y otros 5.000 kilos en playas y en lanchas. Solo en un mes. Las cantidades que se mueven son alucinantes. Pese a todo, la presión en esa zona del Sur de España ha dado grandes resultados. Y debemos continuar en la misma línea.

 

Las cantidades de droga que se mueven hoy en día en España son alucinantes»

 

-La marihuana se extiende por todo el Mundo, y cada vez hay más personas que se deciden a emprender ese negocio ilicito. ¿A qué se debe?

España ha sido elegida como lugar de cultivo para otros países de Europa a causa del escaso reproche penal, la gran cantidad de horas de sol, la multitud de naves y de locales en lugares apartados y la gran dispersión poblacional. Así, a las mafias locales se han unidos las extranjeras, normalmente de China, Albania y Polonia. Con no demasiada inversión obtienen los máximos beneficios, pero causan perjuicios económicos a las compañías eléctricas y a propietarios inmuebles, además de a la Salud Pública.

-La heroína sigue muy presente en Europa. ¿Quién está al frente de la distribución?

El tráfico de heroína en España está en manos de narcotraficantes autóctonos que reciben esta droga de organizaciones turcas y del Este de Europa como albaneses y búlgaros, y también de los paquistaníes. El consumo de esta droga se ha mantenido constante en el tiempo. La sección de Heroína de la Brigada Central de Estupefacientes es la única especializada en este tipo de drogas en España y posiblemente también en Europa. La heroína sigue llegando al mercado español pese al aumento de las incautaciones. Y entre las complejas redes mundiales de contrabando destaca la Ruta de Los Balcanes, que es la más vigilada. Recientemente hemos podido detener a uno de los principales capos de este negocio en Europa.

-Últimamente parecen extenderse nuevas sustancias psicoactivas en los distintos escenarios. ¿Le preocupa?

Existe una preocupación a nivel mundial por el crecimiento del uso de las Nuevas Sustancias Psicoactivas (NSP). En España ya hemos detectado los primeros laboratorios de esta clase de drogas, y nos alarma el aumento de la presencia de metanfetamina en forma de cristal. Es precisa mucha investigación para eso, pese a lo cual hemos logrado detectar muchos de estos laboratorios, también de heroína y especialmente de adulteración y procesado de cocaína.

 

La Policía pone el foco sobre el líder de cada organización. Ese es nuestro sistema de trabajo»

 

-Existen grandes dificultades para la investigación. ¿Qué puede mejorarse?

Los traficantes no saben de fronteras, no se encuentran con trabas. Ellos necesitan transportar y vender su producto e invierten todos sus recursos en ello. Las investigaciones policiales son muy complejas, y cualquier problema puede echarlas abajo. Conllevan grandes sacrificios y es preciso coordinar a las UDYCO de toda España y a la Policía Nacional de España con todas las Policías internacionales implicadas en la lucha contra el tráfico de drogas. Nosotros mantenemos una vigilancia constante de los movimientos criminales en Europa y en especial los que puedan tener incidencia en nuestro país.

-¿Qué papel le da a ese apoyo entre los distintos países?

La colaboración internacional es un elemento esencial de la estrategia del Cuerpo Nacional de Policía para luchar contra el crimen organizado. Es una estrategia compartida con muchas policías, lo que hace que el día a día de una sección de investigación en la UDYCO Central tenga que ver con intercambiar datos operativos con otros países. Pero además del trabajo con organizaciones internacionales debemos operar de forma coordinada con las UDYCO regionales.

 

Las organizaciones criminales son cada vez más fuertes y violentas. No podemos ceder ni un paso»

 

-Además de con la labor policial, ¿cómo puede combatirse el problema del narcotráfico?

Es muy importante que no descienda la intensidad de la lucha contra el narcotráfico por parte de ninguno de los actores implicados, principalmente los jueces y los fiscales, además de los policías, y de la sociedad civil, como los colectivos contra las drogas y los de ayuda al drogodependiente.

-En muchas ocasiones, ustedes consiguen incautar grandes alijos de droga, pero no detienen a los auténticos responsables.

Para conseguir eso, la Policía intenta siempre señalar a las organizaciones más importantes por regiones y especialidad delictiva, y poner el foco sobre los líderes de la misma, compartiendo estos datos con otras policías para combatirlos con toda la contundencia. Creamos objetivos de alto valor policial. Ese es nuestro sistema de trabajo. Hemos visto, además, que las organizaciones criminales son cada vez son más violentas y tienen mayor fuerza. La Policía debe adaptarse y mejorar constantemente para hacer frente a ellas y nunca bajar la guardia. No podemos ceder ni un paso.

Puedes leer la primera parte de la entrevisa a Antonio Duarte, haciendo clic en este enlace.

 

Post Views: 192

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba