Mundo

Colombia incautó 111 narcosubmarinos en los últimos tres años

Las Fuerzas Militares de Colombia, que incluyen al Ejército de Tierra, la Armada y la Fuerza Aérea, con el apoyo de la Policía Nacional, han retirado de la circulación 111 embarcaciones semisumergibles desde el 7 de agosto de 2018, fecha en la que el actual presidente Duque tomó el bastón de mando del país. Así lo expuso recientemente Diego Molano Aponte, ministro de Defensa del país sudamericano, que añadió que a lo largo de la historia reciente, desde 1993, fueron incautados más de 200 artefactos de esta clase. Todo ello supuso el decomiso de 130 toneladas de drogas.

“Podemos informarle al país que a lo largo de la historia en Colombia, desde 1993, se han incautado alrededor de 227 artefactos ilegales entre semisumergibles, sumergibles y lanchas de bajo perfil. Durante los tres años de Gobierno del presidente Duque, desde el 7 de agosto de 2018 a la fecha, van 111 semisumergibles, de los cuales 66 han sido en territorio colombiano, 56 en el Pacífico, uno en el Caribe y nueve en aguas internacionales”, destacó el ministro.

Además, afirmó que estos semisumergibles incautados, llevaban alrededor de 130 mil kilogramos de clorhidrato de cocaína, 700 kilogramos de marihuana. México, Panamá, Costa Rica y El Salvador han sido las rutas más utilizadas por los narcotraficantes hasta la fecha. Molano destaca “el trabajo incansable de todos los comandos que han hecho operaciones contra estos semisumergibles” y la importante labor de los buzos de la Infantería de Marina en el Pacífico colombiano, “cumplen ustedes un papel fundamental, garantizar la soberanía sobre nuestra Costa Pacífica y sobre nuestros mares”, resaltó.

Los semisumergibles, además, ya han dado el salto a Europa. Después de la interceptación de uno de ellos en costas de Pontevedra (Galicia, España) en noviembre de 2019 y el decomiso de otro en plena construcción en Málaga (Costa del Sol, España), las autoridades se han convencido de que es una herramienta muy utilizada en la ruta Atlántica por las dificultades para su detección. En este caso, se trata de artefactos de mayor tamaño (de 18 metros en adelante) y que realizan un tramo del viaje, hasta encontrarse con lanchas procedentes de Europa (casi siempre desde Galicia) que recogen la droga y a los tripulantes en un punto convenido en altamar. Finalmente, hunden el narcosubmarino, asumiendo su pérdida como parte del negocio.

Post Views: 170

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba