Mundo

Cuatro policías de Barcelona, detenidos por narcotráfico

Agentes de la Generalitat-Mossos d’escuadra de Cataluña detuvieron a quince personas, cuatro de las cuales eran agentes de la Policía Local de Llinars del Vallès (Barcelona) por delitos contra la salud pública, de cohecho, de revelación de secretos, omisión del deber de perseguir delitos, de defraudación de fluido eléctrico, de prevaricación administrativa, de robo con fuerza, de torturas, de falsedad documental, detención ilegal y pertenencia a organización criminal.

 

La investigación comenzó en 2019 a raíz de informaciones que apuntaban a la implicación de uno de los agentes»

 

A raíz de unas informaciones, relacionadas con un policía local de la localidad de Llinars del Vallès en el 2019, los Mossos abrieron una investigación sobre la actividad de una presunta organización criminal que traficaba con marihuana y establecieron varias líneas de trabajo. En este sentido, los indicios que los investigadores fueron recogiendo acabaron corroborando que un agente de la policía local de Llinars del Vallès establecía relaciones con varias personas relacionadas con organizaciones criminales dedicadas al cultivo de marihuana y se ubicaba en naves industriales donde presuntamente podrían haber plantaciones interiores de marihuana. Fruto del trabajo de los investigadores también se obtuvieron datos de que otros policías locales podían estar relacionados en actividades de investigación y control de naves donde se cultivaba marihuana.

Mossos d’esquadra

En este punto se abrieron varias líneas de trabajo en torno a personas relacionadas con el cultivo de marihuana y que podían estar protegidas por algunos agentes de la Policía Local de Llinars del Vallès. De todas las gestiones practicadas los Mossos pudieron identificar a las personas que conformaban la organización criminal, pudieron ubicarse las naves industriales y los domicilios de los investigados, la mayoría en el término municipal de Llinars del Vallès y en la ciudad de Barcelona. En una de las naves ubicadas, en el polígono de Can Prat de la localidad, los investigadores ubicaron el epicentro de la actividad de la organización.

 

Los Mossos registraron 32 naves industriales con plantaciones de marihuana protegidas por los policías detenidos»

 

Una vez obtenidos todos los indicios que acreditaban la actividad delictiva de este grupo, así como las personas que lo integraban, el 26 de octubre se realizaron un total de 32 entradas y registros en diferentes municipios del Vallès, Barcelona, ​​Piera, Corbera de Llobregat y Riells y Viabrea. Se arrestaron a quince personas, cuatro de ellas policías locales, y se intervinieron más de 100.000 euros provenientes del tráfico de marihuana y cientos de plantas fueron comisadas.

Los detenidos pasaron a disposición judicial y nueve de los quince ingresaron en prisión, mientras que el resto quedaron en libertad con cargos. La investigación sigue abierta para poder determinar la presunta participación de más personas en la trama.

Post Views: 122

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba