Mundo

Estados Unidos contra Álex Saab y El Pollo Carvajal

La inminente extradición de Hugo El Pollo Carvajal desde España a Estados Unidos, unida a la ya ejecutada de Álex Saab, ponen contra las cuerdas al régimen de Maduro, acusado de narcotráfico internacional por la Justicia del país norteamericano. La Audiencia Nacional ya ha aceptado la solicitud de la Fiscalía de Estados Unidos, y un avión de la Drug Enforcement Administration (DEA) ya está preparado en el aeropuerto de Madrid-Barajas para llevarse al exjefe de la Inteligencia venezolana. Carvajal Barrios, arrestado el 9 de septiembre por la unidad de Fugitivos de la Udyco Central, sigue dilatando su salida de España, aunque no por mucho tiempo. El próximo viernes, día 29, se reunirá el Pleno del Tribunal Supremo, que podría subsanar el defecto de forma que le mantiene por ahora en la capital del Sur de Europa.

La nueva situación forzada por Norteamérica pone contra las cuerdas al Cártel de Los Soles, que, según las investigaciones de la DEA, lleva dos décadas surtiendo de cocaína no solo a Estados Unidos, sino también a Europa. En estos momentos todo apunta a que ambos exjefes chavistas podrían alcanzar acuerdos de colaboración con los norteamericanos, que, como hacen en estos casos, les ofrecerán beneficios a cambio de colaboración.

 

Alex Nain Saab Moran, de 49 años, ciudadano colombiano, ya efectuó su comparecencia inicial en un tribunal federal de Miami, Florida, luego de ser extraditado de la República de Cabo Verde. Saab está acusado de blanquear el producto de las violaciones de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA) en relación con un plan para pagar sobornos para aprovechar el tipo de cambio controlado por el gobierno de Venezuela. Esta misma semana, la DEA ha anunciado que ofrece hasta 10 millones de dólares por Álvaro Pulido Vargas, también colombiano con intereses en Venezuela y muy próximo al citado Saab, e igualmente acusado de lavar ingentes cantidades de dinero ilícito.

El 12 de junio de 2020, Saab fue detenido en la República de Cabo Verde, una nación del archipiélago al oeste de África continental, a solicitud de Estados Unidos»

Específicamente, el 25 de julio de 2019, Saab fue imputado junto con Álvaro Pulido Vargas, alias ‘el alemán Enrique Rubio Salas’, de 55 años, en una acusación de ocho cargos con un cargo de conspiración para cometer lavado de activos y siete cargos de blanqueo. La acusación formal alega que a partir de noviembre de 2011 o alrededor de esa fecha y hasta al menos septiembre de 2015, Saab y Pulido conspiraron con otros para lavar el producto de un esquema de soborno ilegal de cuentas bancarias ubicadas en Venezuela hacia y a través de cuentas bancarias ubicadas en los Estados Unidos.

Según la acusación formal, Saab y Pulido obtuvieron un contrato con el gobierno venezolano en noviembre de 2011 para construir viviendas para personas de bajos ingresos. Luego, los acusados ​​y sus co-conspiradores aprovecharon el tipo de cambio controlado por el gobierno de Venezuela, bajo el cual se podían obtener dólares estadounidenses a una tasa favorable, presentando documentos de importación falsos y fraudulentos de bienes y materiales que nunca fueron importados a Venezuela y sobornando a los venezolanos.

El 12 de junio de 2020, Saab fue detenido en la República de Cabo Verde, una nación del archipiélago al oeste de África continental, a solicitud de Estados Unidos. Posteriormente, Estados Unidos presentó una solicitud formal de extradición, a la que Saab se opuso. El 16 de marzo de 2021, la Corte Suprema de Cabo Verde aprobó la extradición de Saab. Después de un nuevo litigio sobre la detención y extradición de Saab entre los abogados de Saab y la Fiscalía General de Cabo Verde, el 30 de agosto, el Tribunal Constitucional de Cabo Verde desestimó su apelación; y el 13 de octubre denegó la última solicitud de reconsideración de Saab y certificó la finalización del proceso relativo a la extradición de Saab a Estados Unidos. El Ministro de Justicia de Cabo Verde ordenó entonces su entrega, de conformidad con las órdenes judiciales, lo que provocó la llegada de Saab a los Estados Unidos el 16 de octubre.

Carvajal Barrios, de 61 años, ciudadano venezolano residente en España, entre otros lugares, está acusado de participar en una conspiración de narcoterrorismo, que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 20 años y una máxima de por vida»

En cuanto a Hugo El Pollo Carvajal, tras ser detenido comenzó por ofrecer toda clase de información en relación con la presunta financiación por parte del régimen de Maduro al partido político Podemos, actualmente parte esencial del Gobierno de España. Sin embargo, y pese a que esas declaraciones sirvieron para reabrir la causa judicial por aquellos hechos, la Audiencia Nacional aceptó su extradición con carácter inmediato.

La acusación formal acusa a Carvajal Barrios de participar en una conspiración de narcoterrorismo y una conspiración para importar cocaína a los Estados Unidos, incluido un cargamento de 5,6 toneladas de cocaína transportado de Venezuela a México en abril de 2006, junto con delitos relacionados con armas de fuego. Carvajal fue arrestado originalmente en relación con estos cargos en abril de 2019, y más tarde ese año la Audiencia Nacional española aprobó la extradición a los Estados Unidos. Ha permanecido prófugo en espera de extradición hasta su arresto de hace seis semanas a manos de la Udyco Central.

Carvajal Barrios, de 61 años, ciudadano venezolano residente en España, entre otros lugares, está acusado de participar en una conspiración de narcoterrorismo, que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 20 años y una máxima de por vida; conspirar para importar cocaína a los Estados Unidos, lo que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 10 años y una máxima de por vida; usar y portar ametralladoras y dispositivos destructivos durante y en relación con, y poseer ametralladoras y dispositivos destructivos en apoyo de las conspiraciones de narcoterrorismo e importación de cocaína, que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 30 años y un máximo de vida; y conspirar para usar y portar ametralladoras y artefactos destructivos durante y en relación con, y poseer ametralladoras y artefactos destructivos en apoyo de las conspiraciones de narcoterrorismo e importación de cocaína, que conlleva una sentencia máxima de cadena perpetua. Las posibles sentencias mínimas y máximas obligatorias en este caso son prescritas por el Congreso y se proporcionan aquí solo con fines informativos, ya que el juez determinará cualquier sentencia de los acusados.

Post Views: 178

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba