Uruguay

La DEA participó de la detención de Caro Quintero en Sinaloa

“Nuestro increíble equipo en México trabajó en conjunto con las autoridades mexicanas para capturar y arrestar a (Rafael) Caro Quintero, acusado en Estados Unidos de torturar y asesinar al agente especial (Enrique) ‘Kiki’ Camarena”, dice la página web de la DEA en un comunicado que además se solidarizan con los familiares de los 14 marinos que murieron en un helicóptero en el contexto de las operaciones de captura del narco de los narcos, como se llama a Caro Quintero.

Para la agencia de lucha contra las drogas de Estados Unidos, la muerte de Camarena era una afrenta y trató de ubicarlo desde que Caro Quintero había salido en libertad en 2013 pese a una condena de 40 años. Camarena era un agente encubierto de la DEA, mexicano de nacimiento, asesinado en Guadalajara en 1985, y su muerte habría sido ordenada por Caro Quintero.

La captura del narco, de 69 años, cierra entonces un tema que la DEA tenía como una prioridad y que en su momento generó un conflicto diplomático entre México y Estados Unidos porque “Kiki” Camarena actuaba en forma encubierta y sin conocimiento de las autoridades mexicanas.

En el contexto de esa historia, la colaboración entre la DEA y la Marina mexicana muestra también un acercamiento del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien consideraba que las acciones de la DEA resultaban contrarias a la soberanía de su país, y las agencias de seguridad estadounidenses.

El Narco de Narcos era el hombre más buscado por la DEA, una obsesión que se extendió durante décadas y se saldó con “sangre, sudor y lágrimas”, en palabras de la jefa de la DEA Anne Milgram. “Por más de 30 años, hombres y mujeres de la DEA han trabajado sin descanso para llevar a Caro Quintero ante la justicia”, agregó Milgran en un comunicado que considera a Camarena como “uno de los grandes mártires en la lucha de Washington contra el narcotráfico”.

“El legado del agente Camarena perdura en todos ustedes y en la rectitud del trabajo que desempeñan todos los días al servicio de Estados Unidos”, dice el mensaje de Milgram y añade: “Jamás olvidaremos”.

“El arresto es la culminación del trabajo incansable de la DEA y sus socios mexicanos”, dijo por su parte el fiscal general de Estados Unidos Merrick Garland quien dijo que pedirá la extradición inmediata de Caro Quintero.

Los comunicados de las autoridades estadounidenses del día del arresto no detallaban en qué consistió la colaboración de la DEA. El embajador de Estados Unidos, Ken Salazar, aclaró el sábado que no hubo participación directa de la agencia en el terreno, por lo que se deduce que se trató de tareas de inteligencia. “La aprehensión del narcotraficante Rafael Caro Quintero fue realizada exclusivamente por el Gobierno mexicano”, aclaró Salazar.

La captura de Caro Quintero rompe una inercia de desencuentros entre la DEA y las fuerzas de seguridad mexicanas. En octubre de 2021, funcionarios de seguridad de Estados Unidos se quejaron de que el Gobierno de AMLO había frenado las visas para 24 agentes de la DEA en México, tal como publicó el diario Reforma.

En abril de 2022, López Obrador defendió el cierre de una unidad de la DEA que recibía información confidencial de sus contrapartes mexicanas, un grupo que colaboró, entre otros casos, en la captura de El Chapo Guzmán. El mandatario mexicano no ha ocultado su desconfianza por la DEA: la ha acusado públicamente de “fabricar delitos” y ha expresado su “decepción” por el trabajo de la Agencia Antidrogas.

Más allá del cruce de acusaciones y del deterioro de la relación en el discurso, el Gobierno de AMLO, a pocos días de visitar la Casa Blanca y tener una reunión con Joe Biden puso un nuevo tono en la cooperación bilateral en materia de seguridad.




Source link

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba