Mexico

Las cartas de amor que le enviaba “El Chapo” Guzman a Caro Quintero | Blog del Narco oficial | Narcotráfico

Soledad y Eréndira habrían sido los dos amores que remitían cartas románticas al capo Rafael Caro Quintero, mejor conocido como “Narco de narcos”.

Durante su estadía en el penal de alta seguridad de Puente Grande, Jalisco, donde estuvo recluido entre 2007 y 2010,  Y es que la fama y popularidad de Caro Quintero habría trascendido los años y las celdas, pues después de su detención en 1985, más de 20 años después dos mujeres mandaban correspondencia al fundador del Cártel de Guadalajara, o al menos eso hizo creer Caro Quintero.

Sin embargo, detrás de los mensajes, cartas y letras de sus admiradoras se encontraría otro narcotraficante quien realmente le mandaba las cartas de amor a la cárcel federal de máxima seguridad de Puente Grande a Caro Quintero.

Conocido por su destreza para los negocios y tráfico de drogas, así como su inteligencia, el capo se habría valido de un plan de correspondencia romántica durante tres años para tener comunicación con uno de sus exsicarios y fundador del Cartel de Sinaloa, Joaquín el ‘Chapo’ Guzmán.

Soledad, Eréndira ó ¿El Chapo?

Así lo documentó el escritor J. Jesús Lemús en el libro “Los Malditos 2. El último infierno”, en el que relata que el “Chapo” y Caro Quintero intercambiaban cartas que el líder del el Cártel de Sinaloa firmaba como una mujer, ya sea con el nombre de Soledad o Eréndira.

Con base en lo escrito por el periodista michoacano » a Caro Quintero le llegaban cartas que el Cisen suponía del “Chapo” Guzmán.

Las cartas, dijo un funcionario federal, las escribían de manera indistinta ‘Soledad’ o ‘Eréndira’. Estaban fechadas en Guadalajara. ”En ellas le contaba de manera muy escueta las últimas novedades en la calle. Noticias ‘que salían en la tele sobre la guerra contra el narco’.

Le decían ‘cómo estaba la familia’ en el último párrafo no dejaban de refrendar ‘su apoyo y solidaridad para hacer lo que fuera’ para que él estuviera bien”, narra Lemus en un capítulo de Los Malditos 2.

Aunque no se conoce detalladamente la correspondencia entre ambos líderes de los Cárteles más poderosos de México, dicha estrategia de comunicación no fue ajena o desconocida para el Centro Nacional de Inteligencia (Cisen), que según documenta J. Jesús Lemús estaba al tanto.

Además, dicha correspondencia “amorosa” entre Guzmán Loera y el “Narco de narcos” duró tres años, hasta antes de que Rafael Caro Quintero fuera trasladado al Reclusorio Preventivo de Guadalajara en 2010.

Rafael Caro Quintero salió de prisión en agosto de 2013 tras 28 años tras las rejas por el homicidio del agente de la DEA, Enrique “Kiki” Camarena.

Te puede interesar:  Max así se llama el perro que capturo a Rafael Caro Quintero en matorrales en la sierra

La tarde del viernes 15 de julio, el “Narco de narcos”, uno de los criminales más buscados en México y Estados Unidos, fue recapturado en Sinaloa por efectivos de la Secretaría de Marina (Semar) tras nueve años prófugo de la justicia.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba