Mundo

Liberado tras un mes de secuestro en Ecuador

Tras un contundente operativo, la Policía Nacional de Ecuador logró la liberación con vida de un ciudadano secuestrado en Sucumbíos.
La Policía Nacional del Ecuador, a través de la Unidad Antisecuestro y Extorsión (Unase), logró la liberación de un ciudadano, sano y salvo, que permanecía secuestrado desde hace aproximadamente 30 días, en una zona selvática de la provincia de Sucumbíos. La ministra de Gobierno, Alexandra Vela, indicó que el trabajo efectivo de la Policía permitió tener este valioso resultado, y agradeció y felicitó a cada uno de los servidores policiales que intervinieron en esta operación policial.

El operativo estuvo conformado por un gran contingente de servidores policiales de la Unase y del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), quienes, aplicando técnicas y protocolos especializados en rescate y liberación de víctimas, lograron dar con la ubicación del ciudadano Fabricio A., quien al notar la presencia de los uniformados que acudían a su rescate, se mostró emocionado y profundamente agradecido por permitirle volver a su hogar con vida.

Por su parte, el Teniente Coronel, Fernando Zapata, director nacional de la Unase, dio a conocer que, gracias a esta oportuna intervención no se llegó a pagar el rescate, y que inicialmente se evaluó el riesgo que corría la víctima, para que, con este análisis proceder a ejecutar el operativo sin poner en riesgo su vida.

La víctima fue secuestrada la noche del pasado martes 12 de octubre de este año, aproximadamente a las 21h30, mientras se movilizaba en su vehículo en la localidad de La Joya de los Sachas, provincia de Orellana, en compañía de su esposa, cuando habrían sido interceptados por tres sujetos armados, quienes con amenazas se subieron al vehículo de la víctima y se los llevaron con rumbo desconocido. Más adelante, la cónyuge fue abandonada en un sector desolado. El miércoles 13 de octubre, la esposa de la víctima habría recibido una llamada telefónica por parte de un sujeto, quien indicaba que tenía en su poder a su esposo, por lo que, exigían 700.000 dólares americanos a cambio de su liberación, caso contrario atentarían contra su vida.

Una vez que la Policía Nacional tuvo conocimiento de este hecho, inició, a través de sus unidades especiales, una exhaustiva investigación para dar con el paradero del ciudadano secuestrado y liberarlo con vida, y capturar a los delincuentes responsables de este hecho para ponerlos a órdenes de las autoridades competentes.

Policía Nacional de Ecuador

Tras varias diligencias investigativas, y con la aplicación de técnicas de inteligencia, se logró obtener información y dar con el paradero de la víctima en una zona selvática y pantanosa de la localidad de Shushufindi en Sucumbíos; del lugar los antisociales intentaron huir, sin embargo fueron inmediatamente localizados al interior de unos domicilios, donde se detuvo a los cuatros sujetos, quienes serían los responsables del secuestro. Todos son ecuatorianos y uno de ellos registra antecedentes delictivos; entre ellos guardan relación familiar (padre y sus dos hijos).

En poder de los antisociales se encontraron: tres armas de fuego, varios teléfonos celulares, prendas de vestir similares a las de uso militar, medicinas y otros indicios vinculantes, que fueron ingresados para las investigaciones respectivas.

En un emotivo reencuentro, Fabricio A., volvió a abrazar a su familia y manifestó su agradecimiento a la Policía Nacional por permitirle volver a su hogar con vida “Gracias al trabajo profesional que hicieron los policías, hoy estoy aquí, siempre confié en que, en cualquier momento escucharía llegar a los policías y me rescatarían y por eso agradeceré toda mi vida”, dijo la víctima. Además, recomendó a toda la ciudadanía a acudir a la Policía, y a confiar en su trabajo, pues “Su gestión fue la mejor, gracias a ellos estoy con vida, si alguien tiene un problema como este, debe acudir a la Policía sin dudar” concluyó.

Para todos los uniformados que fueron parte de este operativo, la liberación con vida de este ciudadano, es una acción gratificante, y significa reafirmar su vocación de servicio con la gran satisfacción del deber cumplido. “Poder devolver a una familia, a un ser querido con vida, después de tan lamentable hecho, para nosotros como policías es la recompensa más grande” concluyó uno de los uniformados.

 

Post Views: 55

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba