Mundo

Los secretos de Paraguay – narcodiario

Paraguay es el gran olvidado en el tráfico internacional de cocaína. Se habla de Colombia, Bolivia y Perú como productores y de Colombia, Venezuela y Brasil como grandes lanzaderas de droga hacia Centroamérica (con destino final en Estados Unidos) y Europa. Con el foco mediático puesto en todos esos países, a los que se une la terminal ecuatoriana de Guayaquil como gran centro logístico del tráfico de cocaína internacional en Sudamérica, las organizaciones criminales han puesto sus ojos en un estado perfectamente comunicado con uno de los grandes productores (Bolivia) y otro de los grandes suministradores (Brasil), lo que le permite entrar en el juego para exportar el polvo blanco.

Aviones, lanchas, camiones y contenedores sirven a los narcos de Paraguay para exportar cocaína a gran escala»

Las rutas terrestres, aéreas y fluviales que le unen con los citados países son una autopista perfecta. No en vano, la Secretaría Nacional Antidrogas (SENAD) se ha encontrado con agrupaciones de más de una docena de narcolanchas en zonas de río, así como con decenas de aviones preparados para transportar cocaína. A todo ello se unió en 2021 un golpe de efecto que, sin embargo, tampoco sirvió para poner el acento sobre lo que sucede en Paraguay: de ese país partieron los cinco contenedores que compusieron la mayor incautación de cocaína de todos los tiempos, aprehendida en las dársenas europeas de Hamburgo y Amberes, un total de 23 toneladas.

SENAD Paraguay

Desde 2015, la citada SENAD comenzó a obtener grandes resultados en la lucha contra el narcotráfico, aunque por lo visto últimamente, ya se han quedado muy cortos. «El crimen organizado comenzó a sufrir, tanto en sus estructuras de microtráfico, de cultivos ilícitos y en sus esquemas de envíos transnacionales», detallan fuentes de la Secretaría.

Tomando como referencia lo ocurrido desde ese momento, las autoridades cuentan más de 2.500 personas detenidas, «entre ellas grupos de alto impacto criminal». El más reciente arresto, Miguel Ángel Servín, sirvió para la explotación de la operación Belia, la mayor hasta la fecha contra el tráfico de cocaína a través de contenedores.

Pese al gran trabajo, las incautaciones a gran escala apenas suman 15 toneladas desde 2015, una cantidad sensiblemente inferior al colosal volumen de negocio que se presupone a las mafias que operan en el país. Flotas enteras de automóviles de alta gama, cerca de 600 vehículos, lanchas, 69 aeronaves, todo ello «de importancia vital para las estructuras internacionales». Sin embargo, la situación actual requiere un paso más, en especial para la detección de grandes remesas de cocaína en origen.

detenidos-paraguay-droga
SENAN Paraguay

Post Views: 99

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba