Mundo

Peligroso laboratorio de drogas en California

El 2 de diciembre, la Fuerza de Tarea de Narcóticos de la Administración de Control de Drogas (DEA) y el Departamento de Policía de El Cajon (California, Estados Unidos) ejecutaron una orden de registro estatal en un almacén ubicado en el 1478 de Fayette Street. Los investigadores descubrieron una gran instalación en forma de laboratorio de extracción de aceite de hachís con hexano, tan sofisticada como peligrosa, pues con solo una chispa en contacto con el hexano se puede prender fuego a una habitación al completo.

DEA

Personal adicional de la DEA y el Equipo de Control de Marihuana del Departamento del Sheriff de San Diego, especialmente capacitado para desmantelar este tipo de laboratorios, respondieron a la escena. El Departamento de Bomberos de El Cajon respondió para garantizar la seguridad del personal de las fuerzas del orden y las empresas vecinas. HAZMAT del condado de San Diego y HAZMAT del Departamento de Bomberos de San Diego también respondieron para ayudar con la limpieza de esta extensa operación de laboratorio.

 

Fue necesario un experto equipo de Bomberos para desmantelar la instalación por el gran riesgo de explosión»

 

Los investigadores incautaron aproximadamente 390 libras de marihuana sin procesar, 150 libras de desechos de plantas de marihuana contaminadas con hexano, 139 libras de aceite de marihuana concentrado, equipo de laboratorio sofisticado, varios tambores de 55 galones que contienen hexano y butano sin usar.

DEA

Un hombre adulto, cuyo nombre no se da a conocer en este momento debido a la investigación en curso, fue arrestado bajo cargos estatales de fabricar una sustancia controlada.

El hexano es un líquido altamente inflamable y sus vapores pueden ser explosivos. Una simple chispa de electricidad estática puede encender una habitación entera. Esta cantidad de hexano podría haber causado grandes daños a las empresas vecinas si hubiera habido una explosión. Este tipo de operaciones de extracción representan un riesgo extremo para la seguridad pública.

La extracción es el proceso de eliminar el THC, el ingrediente activo de la marihuana, del material vegetal de la marihuana utilizando un disolvente. El producto final, un aceite concentrado, puede tener hasta un 90% de pureza. El aceite de hachís se consume a menudo en cigarrillos electrónicos y vaporizadores, que se encuentra en productos comestibles como galletas, brownies y gomitas; tópicos / lociones, tinturas, cápsulas y parches. Si no se eliminan correctamente, los desechos tóxicos producidos en estos laboratorios pueden causar destrucción ambiental, como la contaminación del suelo y el suministro de agua subterránea.

“Debido a los solventes inflamables utilizados en el proceso de extracción de marihuana, este tipo de laboratorios representan una amenaza inherente a la seguridad pública”, dijo la agente especial interina a cargo de la DEA, Shelly S. Howe. “La DEA y nuestras agencias de aplicación de la ley asociadas están comprometidas a garantizar la seguridad del público desmantelando laboratorios peligrosos como este”.

DEA

“El Departamento de Policía de El Cajon desea agradecer a todos los agentes, detectives y personal de seguridad y bomberos que ayudaron en esta investigación”, dijo el teniente Keith MacArthur del Departamento de Policía de El Cajon. “Este tipo de laboratorios representan una amenaza significativa para la seguridad pública. Realmente fue un esfuerzo de equipo cerrar esta peligrosa operación «.

Post Views: 72

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba